Info banner

Acerca de la  situación de pandemia y el  impacto emocional en nuestra vida cotidiana.

Ante esta nueva situación, donde un virus irrumpe y en pocos días, cambia abruptamente  nuestra vida cotidiana, nos pone en jaque, nos amenaza, nos genera gran incertidumbre. Pudiendo afectar  en consecuencia,  fuertemente  nuestra calidad de vida. Repercutiendo por ejemplo, en nuestras emociones.  Pudiendo generar: miedo, ansiedad, frustración, enojo, así como también  sentimientos ambivalentes.

Es muy frecuente escuchar a los pacientes decir que tienen “altibajos” (en cuanto a su estado de ánimo) durante el día.

Si bien esto, nos afecta a todos, no es a todos, por igual, dependerá,  entre otras cuestiones, de  la posibilidad en  despliegue de las herramientas, con las que cada uno de nosotros cuente.

Lo que implicaría desarrollar nuevas estrategias,  a esta situación, con la finalidad de afrontarla lo más  positivamente posible.

Aquí van algunas sugerencias, para ayudar a controlar la ansiedad en situación de pandemia.

  • Es importante estar informados. Pero hay que tener en cuenta, que las noticias deben ser de fuentes confiables (organismos oficiales, instituciones prestigiosas). Así también, NO sobrecargarnos con información. Para ello es importante establecer momentos del día. Sería recomendable al mediodía o a la tarde, (no tanto al despertar o por la noche, antes de dormir).
  • Limitar los grupos de chats, que difunden noticias, muchas de ellas falsas o exageradas,  generando pensamientos  negativos y/o catastróficos, esto tiene un efecto negativo para nuestra salud mental.
  • Mantener aquellas  redes sociales que brinden contención emocional, por ejemplo con tus familiares, amigos y personas de confianza.  Esto incluye profesionales de la salud,  a través de medios digitales.
  •  Mantener en lo posible la rutina del sueño. (Manteniendo horarios, para dormir.)
  • Poder organizar los ciclos del día. (Aunque no vayas a salir de tu casa, cuando te levantes, por la mañana, cambiate el pijama, por ropa cómoda).
  • Si podés, tratá de aprender algo nuevo, a través de tutoriales o cursos online, hay muchos gratuitos y de calidad.
  • Tratá de armarte una rutina de ejercicios físicos periódica, siempre y cuando tengas en cuenta tus posibilidades y limitaciones.
  • Mantener,  una buena hidratación, así como también una alimentación saludable.
  • Es importante que te des un momento para estar al aire libre, tomando un  poco de sol. (La  luz solar es fundamental para nuestro organismo).
  • Sé flexible con vos mismo/a y con los demás. Con el propósito de aceptar las propias  dificultades. La cuarentena ya implica un gran y valioso  esfuerzo.

Si te  sentís  muy triste y/o con mucha ansiedad, seguramente la situación, está afectando demasiado  alguna esfera de tu vida.  No dudes en consultar con algún profesional,  para  cuidar tu salud mental. Se tratará de poder tener una mirada  diferente para   afrontar  y resolver los diferentes obstáculos.

Lic. Cecilia L. Aruzzi
MN: 26.608/  MP: 85086


Recomendaciones a la hora de realizar Home Office

 

En estos tiempos de Home Office, muchos de nosotros trabajamos en casa durante tiempos prolongados, con una Notebook en  lugar de  una PC.

Las posturas incorrectas que utilizamos, nos pueden generar:

  • Dolores de cabeza,
  • Cuello, espalda y cintura,
  • Adormecimiento de las manos, etc.

Desde  KINESIOLOGÍA CMP ,  te recomendamos:

  • Evitá trabajar en el sillón o la cama.
  • Trabajá sobre un escritorio o una mesa.
  •  Mantené la postura adecuada.
  • La pantalla siempre a la altura de tu cara  colocando, de ser necesario, libros debajo de la misma.
  • Elegí la silla que te resulte más cómoda para mantener una buena postura.

Para mantener una buena postura:

  • Tu vista siempre hacia delante (nunca hacia arriba ni hacia abajo)
  • Antebrazos apoyados y hombro relajados
  • Rodillas y Caderas a 90º
  • Tronco erguido y tu espalda descansando en el respaldo de tu silla

 

CMP KINESIOLOGÍA


Alimentación y embarazo

 

Durante el embarazo es fundamental una alimentación completa, variada y equilibrada, de vital importancia para la futura mamá y para el bebé que está creciendo en su panza.

A partir del cuarto mes de embarazo las necesidades de nutrientes se ven aumentadas, debido  a un rápido crecimiento del feto. Esto no significa que la embarazada deba comer por dos! Lo que se requiere es una alimentación adecuada que incluya todos los grupos básicos  de alimentos, en cantidades óptimas, y de esta forma aportar los componentes que son indispensables para el desarrollo del bebé.

 Algunas recomendaciones:

  • No saltear comidas. Realizar desayuno, almuerzo, merienda y cena.
  • Consumir todos los días frutas y verduras de todo tipo y color, para brindar variedad de vitaminas y minerales. Optar por las de estación que son más ricas y económicas.
  • Consumir diariamente cereales y legumbres (pastas, arroz, maíz, avena, porotos, garbanzos, lentejas, arvejas): elegirlos cereales integrales que tienen más fibra y moderar el consumo de facturas, tortas, galletitas y otros productos similares porque contienen muchas grasas, azúcares y sal.
  • Incorporar un trozo de carne todos los días: puede ser carne vacuna, aves, pescados, cerdo. Contienen hierro en una forma que el organismo lo aprovecha muy bien, además de proteínas y zinc. También incluir huevo a las preparaciones.
  • Agregar diariamente leche o productos lácteos: aportan calcio y proteínas de muy buena calidad.
  • Hidratarse bien. Tomar a diario 8 a 10 vasos de agua segura.
  • Incorporar aceite crudo como condimento, frutas secas o semillas.

¡Recordar que una correcta alimentación es fundamental para preparar la producción de leche materna, que es el alimento ideal para el recién nacido!

IMPORTANTE

Aunque se realice una alimentación saludable, igualmente hay que tomar el ácido fólico y el hierro, silo indicó el médico.

Los planes de alimentación específicos para embarazo, deben ser siempre individuales, confeccionados  por un profesional de la nutrición.

 

Lic. Cytryn Mariana | Lic. Rey Natalia